sábado, 20 de diciembre de 2014

Demasiado Corazón....


Segundo post del año en el blog gastronómico y no lo es por falta de apetito (a pesar de la dieta estricta de los primeros 4 meses) ni por la no ingesta alimenticia sino más bien por la inapetencia escritora o la falta de inspiración. Sin embargo, esta noche, un tipo visceral como yo, ha sucumbido ante este visceral plato brasileño llamado 'coraçaozinho' y que, como su nombre indica, no es más que un buen puñado de corazones de pollo empalados cual vampiro ajusticiado. Excelente muestra de amor por la cocina de un país tan exótico y tan próximo, sobretodo si tienes un restaurante 'brasileiro' al lado de casa. Ha sido un placer y si no vuelvo a prodigarme... hasta el año que viene!! Felices Fiestas!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada